Kinesiologia

La Kinesiología, es una ciencia que abarca un cuerpo propio del conocimiento, el movimiento humano normal y disfuncional, desde este punto de vista, la kinesioterapia se nutre de otras ciencias. El kinesiólogo, mediante un proceso reflexivo, basado en el razonamiento clínico, sobre los hallazgos obtenidos en la evaluación del paciente (examen kinésico), determina y prioriza los objetivos de su intervención.

Dentro de los beneficios de la kinesiología, los defensores de esta terapia señalan una amplia lista de aplicaciones clínicas que abarcan diferentes campos. Algunas de sus indicaciones para el tratamiento de diversas afecciones son:

Trastornos musculares: la kinesiología ayuda a mejorar el tono muscular, así como a potenciar la coordinación en el trabajo de los diferentes grupos musculares. Además, aumenta la oxigenación de la musculatura.
Recuperación muscular: debido a que mejora el estado general de los músculos, la kinesiología reduce el tiempo de restablecimiento muscular tras una actividad deportiva. Aunque los profesionales del deporte son los más interesados, cualquier persona notará la mejoría en sus actividades diarias. En este sentido, también es muy interesante en periodos de convalecencia tras una lesión muscular.
Motricidad, coordinación, lateralidad y postura corporal: las personas que tienen problemas en estos aspectos consiguen mejorarlos ampliamente.
Conflictos en el comportamiento interpersonal: la kinesiología ayuda a identificar los bloqueos que impiden o dificultan las diferentes relaciones interpersonales y la forma de comportarnos con los demás, y también con nosotros mismos.
Dolores y tensiones leves: esta terapia puede resultar un suave analgésico, ya que consigue reducir o eliminar diferentes molestias básicas.
Abatimiento o fatiga: cuando una persona siente falta de energía o de ganas de hacer cosas, puede encontrar alivio en la kinesiología.

Trastornos musculares

Aumenta la oxigenación de la musculatura.

Recuperación muscular

Mejora tu fuerza y tonifica el cuerpo

Abatimiento o fatiga

Cuando una persona siente falta de energía o de ganas de hacer cosas, puede encontrar alivio en la kinesiología.